Hidrovía Amazónica: MTC rechaza aumentar lugares de dragado

El pedido de modificar el contrato del proyecto Hidrovía Amazónica para aumentar el número de lugares de dragado fue rechazado por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

A pesar que el dragado es una actividad que genera graves impactos socioambientales el Consorcio Cohidro, concesionario del proyecto, solicitó aumentar los puntos de dragado de 13 a 24.

La intención buscaba materializarse por medio de una propuesta de adenda al contrato de la Hidrovía Amazónica y que fue solicitada por la gerente del Consorcio Cohidro mediante el Oficio N°0138-2021-MTC/19.

Al respecto, la Dirección General de Programas y Proyectos de Transporte del Ministerio de Transporte y Comunicaciones (MTC) declaró inviable e improcedente dicha propuesta de adenda.

El proyecto inicial contemplaba 13 áreas de dragado; pero el informe 4 del Estudio Definitivo de Ingeniería (EDI) menciona hasta 24 zonas de dragado.

La propuesta de adenda admite que el número de lugares de dragado podría seguir variando; lo que confirma que los impulsores del proyecto desconocen los alcances del proyecto que buscan ejecutar.

El proyecto Hidrovía Amazónica y en particular la actividad del dragado es rechazada por amenazar con afectar a más de 400 comunidades indígenas.

Vanessa Cueto, de la asociación DAR, reconoció como positiva la decisión del Ministerio de Transporte y Comunicaciones pues «evita una medida que generaba más incertidumbres que certezas».

A más áreas de dragado, nuevos impactos

Una nota informativa de la asociación DAR indica que el estudio de impacto ambiental evaluado en 2019 y luego desestimado en 2020 fue elaborado sobre el análisis de 13 zonas de dragado.

Precisa que de los cuatro componentes del proyecto, dos están referidos a su intervención en el río, uno es el dragado y el segundo el retiro de las quirumas o troncos encallados en el río.

En ninguno de los dos casos las autoridades han mostrado información certera y precisa que permita definir su cantidad y ubicación.

Cabe agregar, que tal como lo han observado diversas entidas especializadas, el EIA identificó zonas con alta concentración de sustancias tóxicas sin que se hayan efectuado estudios complementarios.

Un proyecto fallido y cuestionado

La Hidrovía Amazónica es un megaproyecto promovido por el gobierno peruano que busca crear un canal de navegación en los ríos Huallaga, Ucayali, Marañón y Amazonas para que naveguen embarcaciones de mayor calado.

La obra implica el dragado para la remoción de rocas y otros materiales a fin de que los ríos tengan suficiente profundidad para permitir el pase de estos navíos comerciales.

Requiere igualmente crear un canal de 56 metros de ancho en ríos cuyas riberas son habitadas por 424 comunidades nativas que se verían afectadas por divos tipos de impactos.

A le fecha, no hay estudios suficientes que permitan saber cómo el dragado afectará la dinámica de los ríos, a los peces y otros ecosistemas relacionados. En consecuencia, tampoco puede medirse como se afectaría la vida de las comunidades aledañas.

En 2017, el megaproyecto fue concesionado al consorcio peruano-chino Cohidro Amazónica S.A. (Cohidro) por un periodo de 20 años. Hasta el momento, el proyecto no cuenta con un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) aprobado, instrumento necesario para conocer los impactos que podría generar este proyecto.

Fuente: Servindi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.